Muy a menudo vivimos con creencias afianzadas gracias a los estereotipos machistas. Los varones ejercen el monopolio de la razón y tienen el derecho a juzgar, desde una posición de superioridad, evidenciando un falso derecho a menospreciar todo aquello atribuible como femenino, y a las mujeres por extensión.

Estas falsas creencias fundamentadas por la sociedad patriarcal establecen una descalificación de las mujeres, su ridiculización y el hecho de restar importancia a cualquier argumento empleado por las mujeres.

La negación de los aspectos positivos de las mujeres, el no reconocimiento de las cualidades de ellas o el uso de comentarios despectivos y repentinos en público para lograr el beneplácito de otros como ellos, son otros ejemplos de como estas actitudes machistas conviven en nuestro día a día.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s