Acabamos de celebrar el 8M, una efeméride que todos los años nos permite reivindicar la potencia transformadora del feminismo para lograr una sociedad más equitativa y más justa. 

El feminismo de hoy le debe mucho al legado de nuestras abuelas y madres, valientes pioneras en un mundo en el que el rol de la mujer estaba condenado a ser secundario en muchos aspectos de la vida. Un legado que hemos intentado enriquecer estas últimas décadas desde el activismo y el compromiso democrático, avanzando en derechos y libertades para todas, de la mano también de muchos hombres que nos han querido acompañar en este camino.

Lee la tribuna completa aquí.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s